Logo Endesa-Educa
Volver a la página principal

ENDESA ENERGY Toolbar

¿Cuánta energía consume tu ordenador?

Descargar

Smart Sensors

  1.  
  2. Compartir por email

Los Smart Sensors son el principio de una Smart City y la base de su funcionamiento. En una ciudad inteligente los sensores inteligentes están repartidos por toda la ciudad y proporcionan la información a las administraciones públicas o directamente al ciudadano a través de Wifi y a tiempo real.

Por lo tanto, en una Smart City cualquier ciudadano puede consultar el dato que necesite a través de algún dispositivo electrónico. Así, toda la ciudad puede estar conectada, y sus ciudadanos también.

Hay muchos y variados tipos de sensores, que controlan desde el trafico y el estacionamiento hasta los niveles de polen o de CO 2 que hay en la ciudad.

Aprende más sobre los Smart Sensors

Tipos de sensores

En una ciudad inteligente pueden haber varios tipos de sensores. Los más básicos e importantes, y que proporcionan la información más relevante, son:

Sensores de aparcamiento

Autor fotografía: "sk8geek"Sensores indicadores de plaza libre de aparcamiento

El sensor de aparcamiento facilita la fluidez del tráfico dentro de las ciudades, evitando así que los automóviles estén dando vueltas en busca de aparcamiento.

Sensores de tráfico

Los sensores de tráfico facilitan a los ciudadanos y a las administraciones públicas saber el estado del tráfico, posibles incidencias o incluso elegir la ruta de menos congestión. También contribuyen al manejo de los semáforos, como de las vallas o puentes elevadores.

Sensores de humedad

Los sensores de humedad contribuyen a la gestión de parques y jardines públicos, haciendo que el regado sea cuando realmente la tierra lo necesite y durante el tiempo justo. Cuando el sensor detecte la humedad adecuada de la tierra, los aspersores dejarán de regar el espacio.  Estos sensores pueden ajustar el riego y así ahorrar mucha agua.

Sensores de luz

El sensor de luz es uno de los más comunes. Este detecta si se hace de noche o amanece o si la ciudad necesita más luz o menos a causa del tiempo. El sensor de luz hace que el alumbrado público se encienda o apague, en función de la luz natural que hay en la ciudad.

Sensores de paso

En el alumbrado público de una Smart City también se pueden instalar sensores de paso.

Los sensores de paso hacen que el alumbrado público permanezca con una luz tenue hasta que  detecte el paso de algún vehículo o peatón. Es en ese momento cuando la luz del alumbrado por esa zona se intensificará hasta que deje de detectar el paso del vehículo o peatón.

Sensores meteorológicos y de contaminación

Con los sensores meteorológicos se puede conseguir la  monitorización y seguimiento de los parámetros ambientales. Se puede medir, por ejemplo, la calidad del aire, la calidad del agua, el ruido, la humedad, la temperatura y la concentración de polen.

En cambio, los sensores de contaminación miden otras variables medioambientales, como la concentración de CO2 y de las partículas en suspensión.

Sensores de recogida y tratamiento de residuos urbanos

Autor de la fotografía: "Citymart.com"Sensor indicador de capacidad de container

Estos sensores  avisan, por ejemplo, cuando los contenedores están llenos y ayudan a planificar la retirada de los residuos según las necesidades reales de la ciudad. Este hecho hace que las rutas de los recogedores de basura sean más eficaces.

Sensor de control de consumo de agua y electricidad

Estos sensores tienen la función de concienciar al ciudadano sobre el consumo que hace de estos dos recursos. Los sensores de control de consumo interactuarán con algún dispositivo donde se reflejará la lectura del consumo.

Este tipo de sensores hacen que los ciudadanos sean más conscientes e intenten cambiar sus hábitos domésticos de la mejor manera para contribuir al ahorro energético .

Sensores de la red eléctrica

Estos sensores son los que hacen que la red eléctrica de la Smart City sea inteligente, avisando de las incidencias que se producen a lo largo de la red eléctrica, de los datos de consumo o de la meteorología (estos últimos para prevenir posibles incidencias a causa de algún fenómeno climático).

El ciudadano inteligente como fuente de información

Pese a la existencia de diferentes tipos de sensores en la actualidad hay información de una Smart City realmente útil que es imposible de almacenar por un sensor. Es en este punto donde los ciudadanos inteligentes son los protagonistas.

Este tipo de  informaciones de las cuales es participe el ciudadano inteligente pueden ser:

  • Informar a las fuerzas del orden sobre algún delito.

  • Informar sobre el mal uso de las infraestructuras públicas de la ciudad.

  • Informar sobre accidentes de tráfico.

  • Informar sobre el estado del tráfico, posibles atascos o vías en mal estado.